Liposucción

Liposucción

Liposucción

 

Información sobre el tratamiento:

Doctor: D. Agustín de la Quintana

Tiempo intervención: 1-3 horas

Anestesia: Local con sedación

Hospitalización: Ambulatoria

Recuperación: 3 días

Resultados: Duraderos

 

 

 

 

La liposucción es una técnica quirúrgica que se utiliza en cirugía estética y que permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversos sitios del cuerpo usando una cánula o jeringa conectada a una máquina succionadora. Este procedimiento también puede ir asistido por ultrasonidos o láser que ayudan a que previamente se disuelva la grasa para hacer más fácil y menos agresiva su extracción.

La liposucción no debe considerarse como una cura de la obesidad, sino como una cirugía estética que podrá quitar la grasa acumulada que se encuentra en lugares indeseados. Habitualmente la liposucción se lleva a cabo en el abdomen, en las caderas y en los muslos, aunque también puede realizarse en otros lugares como brazos, rodillas, tobillos, papada o rostro.

Actualmente la mayoría de las intervenciones se realizan bajo anestesia local o loco-regional. Las cánulas son de pequeño diámetro, lo que permite realizar liposucciones superficiales con menor riesgo de irregularidades. La intervención se realiza de forma ambulatoria

La intervención

El médico realiza unas pequeñas incisiones que no llegan al medio centímetro por las que introduce unas pequeñas cánulas. Durante la

Liposucción

operación, el cirujano recorre primero con una cánula cada sector de la zona que se va a lipoaspirar (que ha sido previamente marcada) e inyectará una solución líquida. Esta solución está formada de anestesia, una droga que contrae los vasos sanguíneos y una solución salina que ayudará a desprender la grasa de la piel y del músculo, disolviéndola y convirtiéndola en un líquido viscoso. Más tarde, se procederá a retirar este líquido mediante un procedimie

nto de succión, a través de una cánula que previamente se ha introducido y que está conectada a una máquina de aspiración.

Una vez terminada la intervención, el médico cierra con puntos de sutura las incisiones, que, dado su escaso tamaño, apenas son visibles. En algunos casos esa grasa se puede aprovechar para incrementar el volumen de pecho o glúteos por medio de un procedimiento conocido como lipotransferencia.

Cuidados tras la intervención

La recuperación de la liposucción suele ser rápida,  Una vez terminada, el paciente podrá volver a sus tareas habituales en un tiempo que dependerá de la operación que se ha realizado y del paciente (este periodo podrá variar entre uno y varios días). Durante las siguientes semanas, el paciente no deberá hacer esfuerzos y deberá proteger la zona lipoaspirada utilizando una faja especial y unas compresas elásticas que recomendará el cirujano. También es importante que se utilice ropa adecuada que facilite la recuperación.

Como en toda cirugía, se requiere que se sigan al pie de la letra las recomendaciones del cirujano que realice el procedimiento.

Esta intervención se puede realizar durante todo el año, aunque en época estival es importante evitar la exposición solar. Ya que de lo contrario podría provocar pigmentación cutánea permanente.

 

Contraindicaciones

No se recomienda la liposucción en aquellos casos en los que el paciente tenga problemas cardiovasculares o circulatorios. Tampoco se aconseja si el paciente ha sufrido algún tipo de operación quirúrgica en el área a intervenir. No se realiza en menores de edad ni en mujeres embarazadas o que estén amantando.