Peeling Médico Fotoreparador

Peeling Médico Fotoreparador

Peeling Médico Fotoreparador es un nuevo peeling médico que contribuye a la reparación del daño solar y que además, protege y previene la aparición de nuevos daños solares como las manchas, los lentigos, la queratosis, los quistes de inclusión, las arrugas profundas, el aumento de las reactivaciones del acné tras las exposiciones al sol, la elastosis, las hiperpigmentaciones, etc.

Este Peeling Médico Fotoreparador consiste en  la utilización de un cóctel de activos encapsulados en liposomas que contiene propiedades antioxidantes, reparadoras del ADN celular, regenerantes y antiarrugas. 

Es un tipo de peeling que emplea fotorreparadores y fotoprotectores que son capaces de reparar el ADN devolviéndole la salud a la piel.

Los resultados tras un Peeling Médico Fotoreparador resultan visibles enseguida. 
Son de fácil aplicación y siempre los realiza un especialista en Medicina Estética.

Zonas de aplicación de un Peeling Médico Fotoreparador:

Cara, cuello, escote, manos.

Cuidados posteriores tras un Peeling Médico Fotoreparador:

  1. No tomar el sol durante al menos 2 semanas después de la realización del tratamiento.
  2. Mantener la zona limpia para evitar el riesgo poco probable de padecer alguna pequeña infección.
  3. No maquillar la cara hasta pasar 24 horas tras la realización del tratamiento.

Siempre es realizado por un médico especializado y la sesión dura entre aproximadamente 20 – 30 minutos.