Arañas vasculares

Arañas vasculares

Tratamiento Arañas vascularesInformación sobre el tratamiento:

Doctor: D. Agustín de la Quintana

Tiempo intervención: 30 min

Anestesia: Local

Recuperación: Inmediata

 

Las inesteticas Arañas vasculares o varices esteticas son un problema estético que afecta hoy en día a millones de mujeres. Son dilataciones de los vasos capilares que aparecen, principalmente, en la dermis de la parte exterior de las piernas.

Estas Arañas vasculares pueden llegar a afectar a la estética de las piernas y generar ciertos complejos y también pueden originar complicaciones para la salud como flebitis, trombosis, úlceras, hiperpigmentaciones y molestias como pesadez, hormigueos y edemas. Hay algunos factores que favorecen su aparición como mantener una vida sedentaria, padecer obesidad o determinados factores hereditarios. La escleroterapia es el tratamiento más efectivo, menos doloroso y con menos complicaciones de los disponibles hoy día para acabar con las varículas y telangiectasias Hay diferentes modos de eliminar las arañas vasculares, pero el láser es la más utilizada.

Kaliany pone a su disposición para el tratamiento de varices estéticas nuestro Láser vascular. Este procedimiento utiliza un láser para enviar ráfagas de luz a través de su piel y en su vena, logrando el desvanecimiento de la vena. Este tratamiento ofrece muy buenos resultados.

Procedimiento

Normalmente se requiere una única sesión para eliminar las Arañas vasculares, aunque en función del tipo de tratamiento pueden necesitarse más. Éstas no volverán a aparecer, aunque sí es posible que surjan otras nuevas siempre que se mantengan los factores de riesgo.

Los resultados se notan con una sesión, aunque la mejora es progresiva. Primero las venas se ven más rojas, después más oscuras y, por último, empiezan a difuminarse.

Después de la intervención se suele precisar el uso de antiinflamatorios durante las primeras 24 horas en forma de crema. También se deben utilizar cremas que contengan heparina durante aproximadamente un mes, tiempo en el que tampoco se debe exponer al sol la zona en la que se encontraba la araña vascular eliminada.

Tras la realización del tratamiento la persona se marcha por su propio pie, reincorporándose a su vida habitual, pues no precisa de hospitalización, reposo, ni baja laboral.