Intralipoterapia: AQUALIX

Intralipoterapia: AQUALIX

 

Intralipoterapia: AQUALIX, la liposucción sin cirugíaInformación sobre el tratamiento:

Doctor: D. Agustín de la Quintana

Tiempo tratamiento: 30 min

Anestesia: Tópica

Hospitalización: No se requiere

Recuperación: 1-2 días

Efectos: 3-4 semanas

Resultados: Duraderos

La grasa y flacidez abdominal aterrorizan a casi todas las mujeres, en especial tras la maternidad. Debido a la constitución el abdomen suele ser uno de nuestros puntos débiles y la realidad es que a veces ni dietas, ni ejercicio, ni estar en tu peso es suficiente y esa grasa permanece inalterable. Pero se puede remodelar la zona y recuperar el tono muscular combinando terapias.

Con esta técnica se penetra en el núcleo de la célula. Consiste en inyectar una sustancia llamada Aqualyx de forma directa y subcutánea, con una aguja fina y larga, que permite depositarlos directamente en el área a tratar.

El Aqualyx es una solución acuosa con una base gelatinosa. Es biocompatible ya que se trata de un ácido que se encuentra presente en el cuerpo humano y es totalmente reabsorbible. Es similar al ácido desoxicólico que tenemos en la vesicula biliar para digerir las grasas.

Tras la infiltración del producto en el tejido adiposo, se produce la emulsión de la grasa, lo que origina la destrucción de las células, que se eliminarán de manera natural por el organismo.

Ventajas

* Permite combatir la grasa localizada

* Es un tratamiento rápido y ambulatorio, por lo que no hay que pasar por el quirófano

* Ayuda a perder volumen y grasa, aumentando la autoestima del paciente

Cuidados tras el tratamiento

Una vez finalizado el tratamiento es recomendable utilizar durante los primeros días medidas de compresión (medias o faja).

El paciente tendrá que evitar tocarse la zona tratada. Asimismo, es recomendable que evite la exposición al sol. Para ayudar a eliminar la grasa, se recomendará que beba abundante agua.

Contraindicaciones

La intralipoterapia no se recomienda en mujeres embarazadas o que estén amamantando. Tampoco es aconsejable en pacientes con enfermedades cardiovasculares, sistémicas, hepáticas o diabetes.