Técnicas no invasivas para perder peso

Técnicas no invasivas para perder peso

Técnicas no invasivas para perder peso.

Una nutrición equilibrada, junto con la práctica de ejercicio, son la clave para tener un peso ideal. Sin embargo, y sin necesidad de llegar al quirófano, la ayuda las Técnicas no invasivas para perder peso de nueva tecnología, también puede ayudar a acelerar la pérdida de grasa, combatiendo al mismo tiempo la flacidez y la celulitis.

A continuación le presentamos un ranquin de las Técnicas no invasivas para perder peso más utilizadas:

Mesoterapia:

Mesoterapia

La mesoterapia abdominal consiste en inyectar en la zona afectada por la grasa localizada diferentes sustancias para favorecer la movilización y eliminación de grasa.

Es recomendable aplicar 1 o 2 sesiones semanales, y los resultados se suelen empezar a notar a partir de la décima a duodécima sesión.

Una vez conseguida la reducción deseada, se recomienda seguir con sesiones de mantenimiento cada 15 días para mantener los resultados.

Radiofrecuencia:

La radiofrecuencia funciona con un calentamiento profundo y controlado de las capas de grasa bajo la piel. Los efectos que produce son un endurecimiento de los tejidos y un aumento de la circulación sanguínea. Este aumento de la circulación hace que los depósitos de grasa sean drenados por el sistema linfático, reduciendo así la apariencia de la celulitis. La mayoría de la gente que utiliza las actuales tecnologías de radiofrecuencia debería ver al menos una ligera mejoría en su tono de piel, una reducción temporal en la apariencia de la celulitis y la pérdida de centímetros en el contorno general.

Carboxiterapia:

carboxiterapia

La Carboxiterapia es un procedimiento cosmético no quirúrgico que consiste en la inyección de Dióxido de Carbono (CO2) en los tejidos sub-cutáneos a través de pequeñas inyecciones. Esto consigue que los vasos sanguíneos se dilaten y que se incremente el torrente de sangre en la zona tratada.

Normalmente son necesarias 15 ó 20 sesiones, de 15 minutos cada una; una o dos veces por semana.

Cavitación:

cavitacion

En general, un tratamiento estético de cavitación dura 35 minutos cuando se trata de una sola parte del cuerpo, por ejemplo el abdomen, las nalgas o las partes internas y externas de la pierna.

Pero, ¿qué es la cavitación? La cavitación es un tratamiento novedoso para la reducción de grasa. Utiliza lo último en tecnología de eliminación de grasa, lo que hace que se pueda utilizar con facilidad y seguridad.

Como es bien sabido desde hace mucho tiempo, la mayoría de los equipos de “cavitación” son de ondas de sonido ultrasónico de baja frecuencia que transmiten un efecto de cavitación que afecta a las células de grasa. Este efecto afecta con carácter temporal a la retención de líquidos.